El TDAH en adultos: la atención

El foco donde colocamos nuestra atención da forma a nuestras vidas.

La atención es nuestra ventana al mundo, tanto al mundo fuera de nosotros como al mundo interior. Es la atención la que permite que cierta información se transmita y se convierta en parte de nuestra experiencia consciente. La decisión de prestar atención a algo determina lo que vemos y no vemos, lo que somos conscientes y lo que echamos de menos. 

A medida que la atención da forma a nuestra conciencia, informa nuestras elecciones y nuestras acciones.  Dónde colocamos nuestra atención y cómo otras cosas captan nuestra atención, dan forma a nuestras vidas.

Las personas con Transtorno por Deficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), a menudo tienen dificultades en controlar su atención y mantener la concentración. A pesar de sus dificultades tienen la capacidad (y la puedes mejorar) de dirigir su atención a voluntad y desarrollar una mayor conciencia de sus respuestas. Hay posibilidades de aprender estrategias, herramientas y técnicas para mejorar la atención y la concentración.

La investigación científica muestra que atención se puede entrenar tanto en niños como en adultos, con TDAH o sin él. Por tanto si tienes TDAH, puedes entrenar y fortalecer tu atención para estar más empoderado para trabajar con tus síntomas de TDAH.  El Coaching puede ayudar a la persona con TDAH a afrontar sus retos. 

Una de las técnicas que podemos utilizar para mejorar la atención y la conciencia es  el Mindfulness o atención plena. Esta se recomienda cada vez más para el TDAH.

Ejercita tu atención con ejercicios de Mindfulness. A modo de ejemplo comparto un meditació para incorporarla en nuestro dia a dia, en cualquier momento, en cualquier lugar, en solo unos minutos:

Todos experimentamos momentos de estar inconscientes o sin foco. De hecho, la mayoría de las personas a menudo no son plenamente conscientes de lo que están haciendo a lo largo del día y en su lugar funcionan en «piloto automático». Estamos en piloto automático cada vez que nos estamos distraídos o no nos preocupamos  por nuestros pensamientos o acciones. A menudo ocurre en situaciones que no requieren un nuevo aprendizaje, como cuando participamos en actividades rutinarias o repetitivas, como caminar, comer o conducir.

En general, el modo piloto automático puede ser bastante útil, ya que preserva nuestra energía mental. Imagina ser hiperconsciente del coche y de todos los aspectos de tu conducción cada vez que te quedas al volante. Cada viaje se sentiría como tu primera lección de conducción, y eso sería agotador.

Sin embargo, el problema con el piloto automático es que puede hacer que nuestro pensamiento sea estrecho e inflexible, y nos deja atados a nuestros hábitos sin ser conciertes. Por ejemplo, podemos aparcar nuestro coche automáticamente y más tarde no tenemos ni idea de dónde está.  

Muchos síntomas del TDAH también ocurren automáticamente; por ejemplo, puede estar interrumpiendo sin saber que lo estás haciendo, aceptando hacer algo como una reacción, actuando impulsivamente, perdiendo la noción del tiempo o reaccionando emocionalmente. Trabajar la atención con las técnicas del mindfulness puede traernos mejoras en la gestión de los síntomas del TDAH. 

El coaching para el TDAH, es una especializsción del coaching que implica el trabajo y acompañamiento entre coach y cliente (persona con TDAH), apoyándolo para identificar lo que está dificultando su vida y frenando su desempeño profesional.

Todo ello mediante un seguimiento y aliento constante. para desarrollar estrategias y técnicas para controlar los síntomas y mejorar el funcionamiento diario.  Esto puede incluir trabajar la atención y también cosas como el establecimiento de objetivos, la gestión del tiempo, la organización y el desarrollo de mecanismos de afrontamiento efectivos para la impulsividad y la hiperactividad.  

Como Coach, especializado en TDAH,  mi trabajo es guiar a las personas a mejorar la gestión de su trastorno.  El TDAH es una condición que dura toda la vida, una incapacidad invisible. Aprender a vivir con tu TDAH es una parte importante para tomar el control de tu vida y seguir adelante.

¿Entrenamos?

Ricard Guillem Guillem  Psicólogo Coach (CV01862) Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com Teléfono /whatsapp  636 70 52 32 Sesiones online por videoconferencia

Consulta otros artículos sobre TDAH

Bienvenido 2023

En unas horas dejaremos atrás un año que nos ha traído sufrimiento , aprendizaje, reinvención … un año que seguramente nos ha cambiado. Te deseo lo mejor para 2023.

Son momentos de realizar balance de los últimos meses y plantearse retos o cambios, aunque hay que ser consciente que los cambios no vienen solos por cruzar de año. El cambio viene cuando tú decides que quieres cambiar y te comprometes.

Si estás dispuesto, dispuesta, a liderar y poner esfuerzo para movilizarte hacia tu cambio, aquí tienes un regalo.  Obtén tu regalo

https://www.coachingvalencia.com/wp-content/uploads/2022/12/CoachingValencia_atreverse2023.pdf

Autoeficacia, cómo mejorar la productividad.

Cada persona es responsable de sus propias acciones y puede aprender a regular y a mejorar su conducta utilizando las habilidades del pensamiento.

Los individuos pueden producir cambios en ellos mismos y en las situaciones que les rodean a través de su propio esfuerzo, es decir que tienen la posibilidad de ejercer un determinado grado de control sobre su destino. 

Según el psicólogo Albert Bandura el ser humano no está gobernado por fuerzas internas (determinismo personal), ni por estímulos externos (determinismo ambiental), sino que tanto los factores ambientales y los personales actúan entre sí como determinantes interactivos de la conducta. 

Para Bandura uno de los aspectos más importantes del funcionamiento psicológico y social de la persona es el pensamiento autorreferente,  estos pensamientos que el ser humano realiza de sí mismo son determinantes para su motivación y su forma de actuar. El pensamiento autorreferente o autoconocimiento actúa como intermediario entre el conocimiento y la acción.

ansiedad

Entre los distintos aspectos del autoconocimiento o pensamiento autorreferente, la opinión que el propio ser humano tenga de su eficacia personal es el aspecto que más influye en su vida diaria, según Bandura, es decir, que el nivel de motivación, los estados afectivos y las acciones de las personas se basan más en las creencias que en la información objetiva, y como es lógico suponer, los distintos individuos procesan la información de diferente forma.

El concepto de autoeficacia percibida, que acuñó Bandura, se centra en las creencias sobre la capacidad para organizar y ejecutar los cursos de acción requeridos para manejar situaciones futuras. Las creencias de autoeficacia determinarán, en gran parte, no sólo la conducta a realizar por el individuo, sino también la cantidad de esfuerzo a emplear, el grado de perseverancia ante situaciones conflictivas, así como la actitud de estrés y ansiedad o, por el contrario, de seguridad, con las que se enfrenta el ser humano en la vida diaria. 

Las creencias de autoeficacia son los juicios que hacen las personas sobre si serán capaces de llevar a cabo una determinada tarea a un determinado nivel de dificultad. Determinan la cantidad de esfuerzo y el tiempo en que persistirán para lograr el éxito, así como el tipo y magnitud de las metas que establecen y su resistencia al fracaso.” A igual capacidad obtienen mejores resultados los sujetos que se juzgan capaces”.

En las intervenciones de coaching, el coach puede ayudar al cliente a identificar su nivel de autoeficacia, posibilitando el contraste entre la percepción y la realidad, y facilitando el desafío a los patrones de pensamiento limitantes, para que una vez identificados, pueda establecer un proceso de sustitución de los mismos por otros mas constructivos, productivos y funcionales, contribuyendo a mejorar la productividad.

Como Coach, mi trabajo es guiar a las personas a salir del estado que quiere mejorar, para autodescubrirse, cuestionar las creencias limitantes, poner en práctica sus recursos internos y dar forma a sus decisiones y así lograr alcanzar un cambio real y duradero.

¿Entrenamos? contacta conmigo

Ricard Guillem Guillem  Psicólogo Coach (CV01862) Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com Teléfono /whatsapp  636 70 52 32 Sesiones online por videoconferencia

Coaching y psicología positiva

El coaching y la psicología positiva son dos disciplinas que se enfocan en ayudar a las personas a alcanzar sus metas y mejorar su bienestar emocional.

El coaching es una herramienta de desarrollo personal que se basa en el trabajo en conjunto entre un coach y un cliente para ayudar al cliente a identificar y alcanzar sus objetivos. El coach utiliza una variedad de técnicas y enfoques para ayudar al cliente a desarrollar habilidades y estrategias que le permitan mejorar en un área específica de su vida.

La psicología positiva, por otro lado, se enfoca en el estudio de las emociones positivas y cómo éstas pueden afectar la salud mental y el bienestar general. La psicología positiva busca ayudar a las personas a desarrollar una actitud más positiva y una mayor gratificación en su vida, lo que puede ayudar a mejorar su salud mental y su bienestar emocional.

Ambas disciplinas pueden ser muy beneficiosas para las personas que desean mejorar su vida y alcanzar sus metas. A través del coaching, las personas pueden aprender habilidades y estrategias para superar obstáculos y lograr lo que se propongan, mientras que la psicología positiva puede ayudarlas a desarrollar una actitud más positiva y una mayor gratificación en su vida.

«El giro de la mirada» de Rafael Echeverría

El nuevo libro «El giro de la mirada» de Rafael Echeverría es una reflexión sobre la importancia de la mirada en nuestra vida cotidiana. Analiza el papel de la filosofía en la sociedad y cómo ésta puede ser utilizada para comprender y transformar la realidad. El autor parte de la premisa de que la filosofía debe dejar de ser una disciplina académica aislada y debe ser aplicada a la vida cotidiana de las personas.

A través de diversos ensayos, el autor aborda temas como la percepción, la empatía, la comunicación y la creatividad desde una perspectiva filosófica y psicológica.

En el libro, Echeverría propone que nuestra mirada es el reflejo de nuestro interior y que, al prestar atención a cómo miramos a los demás y a nosotros mismos, podemos conocernos mejor y desarrollar nuestra empatía y nuestra capacidad de comunicación.

Echeverría propone una mirada crítica y profunda sobre la sociedad y nuestro lugar en ella, invitando al lector a cuestionar sus propias formas de mirar y a reflexionar sobre el impacto que esto tiene en nuestras vidas. A través de diferentes historias y ejemplos, Echeverría nos lleva a una reflexión profunda sobre cómo nuestra forma de mirar influye en nuestra percepción del mundo y en nuestras decisiones.

Ell autor reflexiona sobre la influencia que nuestra mirada tiene en la formación de nuestras opiniones y en la construcción de nuestra identidad. A través de ejemplos concretos, Echeverría demuestra cómo nuestra mirada puede ser una herramienta poderosa para cambiar nuestra forma de ver el mundo y para influir en el comportamiento de los demás.

El libro está dividido en cuatro partes. En la primera, se explica la necesidad de una «filosofía de la liberación» que ayude a las personas a comprender su realidad y a liberarse de las opresiones que las limitan.

La segunda parte aborda la importancia de la interdisciplinariedad en la filosofía y cómo esta puede ayudar a entender mejor la realidad.

La tercera parte se centra en la «mirada crítica» y cómo ésta puede ser utilizada para analizar y cuestionar la realidad.

Por último, en la cuarta parte se discute la importancia de la acción en la filosofía y cómo ésta debe ser una herramienta para transformar la sociedad.

«El giro de la mirada» es un libro interesante y provocativo que nos invita a cuestionarnos sobre nuestra forma de ver el mundo y cómo podemos cambiar nuestra mirada para vivir de manera más consciente y plena. Plantea la necesidad de una filosofía comprometida con la realidad y que pueda ser utilizada como una herramienta para comprender y transformar la sociedad

Tu bienestar


Si quieres mejorar tu bienestar, plantéate las siguientes 11 preguntas, de autorreflexión:

  1. En este momento ¿estás a gusto con los resultados que tienes en todas las áreas de tu vida?
  • Crecimiento personal
  • Familia
  • Salud
  • Amistad
  • Trabajo o estudios
  • Economía
  • Relaciones de pareja
  • Ocio
  1. Hoy ¿cómo estás en tu área espiritual y reflexión interior?
  2. ¿Cómo es tu dialogo interno? ¿cómo te hablas?
  3. ¿Qué te gustaría desaprender de ti que hasta ahora no has hecho?
  4. ¿En qué área de tu vida quieres tomar acción hoy y empezar a observar avances?
  5. ¿Te sientes a gusto con tu estar siendo, o crees que puedes mejorarlo?
  6. ¿Tienes espacios de auto observación, autocuidado y disfrute?
  7. ¿Qué nuevos hábitos de autocuidado has integrado en el último mes?
  8. ¿Identificas tus dones y talentos, que haces de manera fácil y lo disfrutas?
  9. ¿Qué nuevo aprendizaje y habilidad te gustaría desarrollar?
  10. ¿Crees que tomando acción hoy, con las preguntas anteriores estarías iniciando un proceso de transformación creando el potencial para un futuro diferente? si tu respuesta es positiva arguméntala.

Contratar el acompañamiento de un coach, puede facilitar alcanzar tu propósito. Podemos trabajar juntos por tus retos y objetivos. Contacta conmigo

Ricard Guillem Guillem  

Psicólogo Coach (CV01862) 

Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com

Teléfono /whatsapp  636 70 52 32

El coaching puede ser la clave para abrir la puerta a un futuro mejor. 

Desde 2003, he trabajado con muchas personas que han descubierto que la psicología coaching les ayuda a convertir sus aspiraciones e ideas en acción. He visto lo bueno de hacerse grande a través de él. Sin embargo, también he conocido a muchas personas que se sienten aburridas, frustradas y atrapadas por su vida presente:

• Algunos viven en negación y sueñan con un pasado ‘dorado’ o lo que podría haber estado.
• Algunos viven con la vaga esperanza de algún rescate futuro, tal vez obteniendo un paquete de despido.
• Algunos viven en un estado de desesperanza y negatividad, culpando a otros por su difícil situación y sin ninguna esperanza de cambio.

La psicología coaching puede permitir vivir más plenamente y con más éxito en el momento presente y permitir encontrar crecimiento y éxito por uno mismos, sin importar lo que la vida les depare.

El coaching es tanto para los estancados en la rutina y los infelices como para los dinámicos y exitosos.

Puede ayudar a una persona a aceptar plenamente la realidad de que está en el trabajo equivocado o que no está siendo realista o está buscando satisfacción en los lugares equivocados. Puede ayudar a las personas a encontrar motivación y energía para liberarse del aburrimiento o la frustración. Puede ayudar a un alto rendimiento a lograr lo sobresaliente.

Poner los pies en la tierra al soñador y dar alas al pesimista, el coaching puede ser la clave para abrir la puerta a un futuro mejor.

Profecías autocumplidas

La “profecía autocumplida” es una predicción que, una vez hecha, es en sí misma la causa de que se haga realidad. El modo en el que abordamos la cuestión de quiénes somos y qué podemos conseguir, y el comportamiento que ponemos en práctica para que esa fantasía se convierta en realidad.

De modo no consciente, adoptamos un patrón de pensamiento y actuamos en función de ese patrón. Y, como todo lo que hacemos genera los resultados que vemos, nuestra historia personal, muchas veces fallida, se convierte en la razón de ser de nuestra propia existencia.

Presentamos 4 pasos para dejar de predecir el fracaso, con profecías autocumplidas:

Detecta tus pensamientos.
Fíjate en el lenguaje que usas.
Analiza qué motivación o creencia hay detrás de esos pensamientos.
Busca experiencias que contradigan tu suposición inicial.

Las sesiones de coaching

Optar por el coaching no significa suponer que algo va mal, sino simplemente reconocer que hay cosas que no sé, aspectos de mi vida personal y profesional que puedo mejorar. El coach acompaña al cliente durante el proceso, desde un papel activo. El cliente es quien decide, desde su autonomía y responsabilidad de los resultados, él es quién en último término resuelve.

Una sesión de coaching, es el encuentro y espacio colaborativo de aprendizaje, que se establece entre el coach y cliente, con el propósito que el cliente obtenga resultados más rápidamente de lo que haría con sus propios medios.

Se realiza a través de una conversacion entre ambos, utilizando diferentes metodologia del coaching (definicion de objetivos, evaluación, feedback, diferentes herramientas que proporciona la psicología), potenciando los recursos internos del cliente dirigidos a alcanzar las metas, que provocarán la mejora que el cliente precisa y/o decide para en su vida.

Ricard Guillem 636705232

Las sesiones de Coaching, tienen un foco, que establece el cliente, centrado principalmente en:

La búsqueda de resultados a nivel personal:

  • mejorar la relación con la pareja, família
  • mejorar la vida social, amigos, comunicación
  • conseguir un sueño/un reto
  • encontrar el sentido y la alegría
  • gestionar emociones y bloqueos
  • vencer miedos
  • tomar decisiones
  • incorporar nuevos hábitos y rutinas
  • apoyo en momentos de cambios importantes en la vida, etc.

La búsqueda de resultados a nivel profesional, ejecutivo o directivo:

  • encontrar o cambiar de trabajo
    ser más productivo (TDAH, hábitos y rutinas, toma de decisiones, planificación, postergación) 
  • ser mejor líder de equipo
  • desarrollar un nuevo proyecto o idea de negocio
  • mejorar cuenta de resultados en la empresa
  • mejorar el clima
  • aprender a gestionar el estrés
  • el tiempo
  • adquirir nuevas competencias profesionales (definicion de objetivo e itinerario profesional, plan de carrera)

Contratar un coach, puede facilitar alcanzar tus propositos. Podemos trabajar juntos por tus retos y objetivos. Contacta conmigo

Ricard Guillem Guillem  

Psicólogo Coach (CV01862) 

Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com

Teléfono /whatsapp  636 70 52 32 

Sesiones online por videoconferencia

¿Agotado en el trabajo? el Síndrome de Burnout

Pon atención al siguiente post, podrías encontrar la respuesta a tu situación laboral actual: burnout, estar quemado, agotamiento. Septiembre será un buen mes para incorporar nuevos comportamientos, hábitos, tomar decisiones.

En la actualidad la mayoría de los autores definen el burnout a través de las tres dimensiones propuestas por Maslach and Jackson:

– Agotamiento emocional: Aparece la sensación de no poder dar más de sí, que genera desánimo y frustración. Un estado de angustia emocional y psicológica como resultado de la exposición prolongada al estrés, lo que resulta en sentimientos de cinismo, baja autoeficacia y agotamiento físico. 

– Despersonalización: Si los problemas que interfieren y dificultan el trabajo continúan, la persona pasa a ver a los otros como sus enemigos, los causantes de sus problemas. Como consecuencia, desarrolla estrategias defensivas para protegerse que se concretan en distanciamiento, frialdad en el trato, desimplicación, etc.

– Baja realización personal: Surge de la no consecución de los objetivos o resultados deseados en el ejercicio de la profesión. Sienten que las demandas laborales exceden a sus capacidades, se autoevalúan negativamente.

El burnout es considerado como estrés crónico en contexto laboral caracterizado por estas tres dimensiones. 

Hay que tener en cuenta que el estrés puede ser positivo o negativo. Es positivo cuando el individuo interpreta que las consecuencias de la situación serán favorables para sus intereses. Por el contrario, si percibe que dichas consecuencias serán desagradables o perjudiciales, el estrés será negativo.

El estrés positivo (eustress)  a corto plazo; permitir que las personas centren su atención en una tarea o demanda específica (por ejemplo, escribir un examen). Vivimos estrés positivo cuando enfrentamos situaciones desafiantes, cuyas demandas son altas, pero no rebasan nuestras capacidades; por eso, podemos sentir competencia, confianza, motivación, entusiasmo y bienestar. Ejemplos de estrés positivo pueden ser: recibir un ascenso en el trabajo, comenzar un nuevo trabajo, comprar una casa, tener un hijo, cogerse unas vacaciones, o aprender un nuevo hobby.

El estrés negativo (distress) se considera como estrés «malo», ya que se relaciona con situaciones que la persona no es capaz de controlar o ante las cuales se siente asustado. Precisamente, la pandemia sanitaria, provocada por la Covid-19 es un ejemplo perfecto de este tipo de estrés negativo.

La exposición prolongada al estrés puede tener consecuencias negativas con el tiempo (es decir, angustia), lo que resulta en un deterioro del funcionamiento cognitivo y físico (por ejemplo, mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, trastornos de salud mental).

No hay dos experiencias de estrés iguales. Cada persona tiene su propio barómetro de estrés único basado en una combinación de factores biológicos y ambientales, es decir, el modelo de diátesis de estrés, que influyen en cómo interpretan y responden a los factores estresantes. Es decir, el umbral entre el eustress y la angustia varía de persona a persona. 

El Modelo de diátesis-estrés es una teoría psicológica que explica la conducta como un resultado tanto de factores biológicos y genéticos como de experiencias vitales.

Las variables personales y sociales pueden afectar a la aparición del burnout, pero en cambio las variables organizacionales, básicamente aquellas vinculadas al desempeño del puesto de trabajo lo desencadenan. 

De esta manera, factores como el contenido del puesto, la falta de reciprocidad (dar más emocionalmente en el trabajo de lo que se recibe a cambio) o el clima organizacional, pueden convertirse en desencadenantes del síndrome de burnout y deberán tenerse en cuenta a la hora de diseñar la prevención psicosocial a nivel primario. 

Según el modelo  multidimensional de Maslach y Leiter el Burnout, que contempla la interacción de varios tipos de factores, sin destacar de forma particular a unos más que a otros, sino que será esta interacción la que delimite cuales son las variables más importantes en un caso en concreto. El burnout  es concebido como una experiencia individual y crónica de estrés relacionada con el contexto social. 

El modelo incluye tres componentes:
•             La experiencia de estrés.
•             La evaluación de los otros. 
•             La evaluación de uno mismo.

A nivel organizacional, basado en la teoría organizacional, disfunciones del rol, la falta de salud organizacional, la estructura, la cultura y el clima organizacional, encontramos modelos explicativos que se caracterizan porque enfatizan la importancia de los estresores del contexto de la organización y de las estrategias de afrontamiento empleadas ante la experiencia de quemarse.

De manera general, solemos ignoramos las primeras señales del burnout, del estar quemados, poniendo el cuidado personal en un segundo plano y nos empujamos al límite hasta que nuestro cuerpo nos obliga físicamente a detenernos.

McLean & Company, nos muestran en su modelo las diferentes etapas del Burnout, que nos ayuda a identificarlo y abordarlo. 

Lo primero que aparece en el sujeto es el cansancio emocional dando paso posteriormente a la despersonalización y a la baja realización personal.  

  • Etapa 1 Sientes que hay una fuerte necesidad de probarte a ti mismo. 
  • Etapa 2 Sigues trabajando más y más duro para lograr ésto. 
  • Etapa 3 Comienzas a descuidar más tus propias necesidades.
  • Etapa 4 Estás en conflicto y culpas a otros o a la situación.
  • Etapa 5 Cambias tus valores para centrarte más en el trabajo.
  • Etapa 6 Niegas los problemas que surgen por el estrés laboral.
  • Etapa 7 Te retiras de la vida social y de tu familia también.
  • Etapa 8 Tu comportamiento cambia lo que molesta a tus seres queridos.
  • Etapa 9 La despersonalización sucede, no te sientes como tú mismo.
  • Etapa 10 Se siente vacío y entumecido, puede ocurrir abuso de sustancias.
  • Etaspa 11 Te sientes deprimido, perdido y completamente agotado.
  • Etapa 12 Colapsas mental y físicamente, agotamiento total.

El síndrome de Burnout se puede prevenir si se toman las medidas correspondientes cuando comienzas a sentir los primeros síntomas y signos de estrés laboral.

Dentro de las estrategias que se recomiendan para afrontarlo están:

  • Ser consciente de las cargas de trabajo que puedo realizar sin sobre exigirme, intentando delegar tareas cuando es necesario.
  • Pedir ayuda.
  • Trabajar la autoperfección.
  • Reuniones de trabajo periódicas donde se reconozca el trabajo bien hecho entre pares.
  • Jerarquizar tareas, dando prioridad a las más importantes y urgentes.
  • Poner límites reales a tu jefatura de lo que puede exigirte y de lo que comienza a afectarte.
  • Seguir una alimentación equilibrada.
  • Realizar actividades de ocio.
  • Reducir el consumo de alcohol y café.
  • Practicar ejercicio diariamente.
  • Dormir bien.
  • Renovar relaciones con amigos y familiares que se han desatendido por sufrir del síndrome.
  • Realizar pausas saludables en tu lugar de trabajo y en la rutina diaria. Por ejemplo, puedes respirar profundamente y estirarte. Este ejercicio hay que repetirlo durante 1 o 2 minutos.
  • Reforzar la autoestima con el auto cuidado.

Pregúntate :

 ¿Qué aprendi de esta lectura? 

 ¿Cómo puedo usar lo que aprendo para mejorar mi estrés, el agotamiento? 

Para iniciar, plantéate una reducción del 20 % del estrés que sufres y alcanzar una vida más balanceada. 

Contratar un coach, puede facilitar el reto del cambio. 

Podemos trabajar juntos por tus retos y objetivos. Contacta conmigo

Ricard Guillem Guillem  

Psicólogo Coach (CV01862) 

Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com Teléfono /whatsapp  636 70 52 32 

Sesiones online por videoconferencia