Competencias para hacer frente al hipercambio. La Maestría Personal

Destacado

El hipercambio que está generando la pandemia del coronavirus, exige que las personas tengamos una mayor capacidad de adaptación, flexibilidad psicológica y resiliencia.

Este cambio acelerado nos exige un cambio cultural, reinventarnos y cuestionándonos cómo hacemos las cosas.

Sugiero que valoremos y nos “suscribamos” al aprendizaje permanente como estratègia para sufear por la incertidumbre, con actitud para innovar en lo técnico pero también en nuestro ser y en la forma de estar.

En este nuevo contexto aumenta la importancia del autoconocimiento, el autoliderazgo y el protagonismo frente el victimismo. La maestría para un Liderazgo y Desarrollo Personal, clave para asumir el protagonismo, debe centrar su enfoque en la expansión del potencial de las personas y en la eficacia del accionar .

Oscar Anzanora (1) presenta un modelo de Maestría Persona compuesto por cinco competencias, que pueden prepararnos para el reto actual:

  • Visión personal
  • Fortaleza emocional
  • Capacidad de aprendizaje y cambio
  • Competencias conversacionales y
  • Efectividad interpersonal

1. Visión Personal 

Esta competencia implica adquirir una noción de sentido y de propósito en nuestra vida. Está constituida por los valores, intereses y aspiraciones de cada uno de nosotros, que le otorgan finalidad y significado a nuestra existencia y establecen la direccionalidad de nuestro accionar. Es la guía que nos indica el camino a seguir y nos aporta inspiración y motivos en su trayecto. En la misma podemos distinguir tres elementos fundantes: la visión de futuro, el autoconocimiento y el diseño y construcción de futuro.

2. Fortaleza Emocional

La emocionalidad es una predisposición para la acción y por lo tanto condiciona nuestro desempeño. Dependiendo del estado de ánimo en que nos encontremos, ciertas acciones nos son posibles de realizar y otras no. Hay estados de ánimo que nos conducen a efectuar acciones que nunca hubiéramos querido realizar (por ejemplo cuando tenemos un ataque de ira) y hay otros estados de ánimo que nos imposibilitan ejecutar acciones que necesitamos realizar (por ejemplo cuando no nos animamos a hablar en público por miedo o vergüenza). 

La fortaleza emocional es la capacidad de las personas para conocer y gestionar sus emociones. Es la competencia que nos posibilita: ser conscientes de nuestros estados emocionales (percibirlos, identificarlos y comprenderlos), poseer autodominio emocional, tener la capacidad para generar los estados anímicos en nuestro entorno social y laboral, que nos posibiliten la realización de las acciones necesarias para el logro de nuestros objetivos

3. Capacidad de aprendizaje y cambio.

La transformación acelerada de los escenarios sociales y laborales, que nos a traído el contexto de la pandemia actual, nos plantea la necesidad personal del aprendizaje permanente y del cambio o «hipercambio». Es por ésto que el aprender a aprender se constituye en una competencia clave. Los nuevos desafíos y la rápida obsolescencia del conocimiento nos llevan a que muchas de las capacidades adquiridas durante años, en la actualidad no nos sirven u obstaculizan nuestro desempeño. Nuestra capacidad de aprendizaje es la única competencia que nos puede garantizar que nuestro accionar siga siendo efectivo y que vayamos adquiriendo y perfeccionado las competencias que nos sean requeridas por las sucesivas circunstancias que se nos vayan presentando.

4. Competencias conversacionales (2)

Tomamos conciencia de la importancia de las competencias conversacionales cuando comprendemos que gran parte de las tareas que desarrollamos en nuestra actividad laboral tienen un importante componente conversacional, ya que las realizamos dialogando con alguna otra persona. Todas las competencias genéricas tienen en común que están basadas en competencias conversacionales. Nadie puede liderar, negociar, coordinar acciones o trabajar en equipo si no es a través de sus conversaciones. Así, la comunicación humana se constituye en un factor clave de la efectividad personal y la productividad organizacional. Todo lo que hacemos en cualquier dominio de nuestra vida (personal, familiar, social, profesional) está determinado de alguna manera por la calidad de nuestras conversaciones.

El arte de conversar con efectividad está en estrecha relación con el desarrollo de las siguientes competencias: hablar con poder, escuchar en profundidad, indagar con maestría, entrar en sintonía, conversar en forma constructiva.

5. Efectividad Interpersonal 

El resultado que podamos lograr en cualquier actividad que emprendamos va a estar determinado por nuestra capacidad de acción, pero también por nuestra habilidad para la coordinación de acciones con otras personas, en la constitución y cumplimiento de una promesa particular realizada. No basta con tener unas competencias muy desarrolladas, la coordinación de acciones establece relaciones y nexos entre diferentes trabajos, e influyen todas las personas que participan o aportan algo a un trabajo.

Esto surge con claridad cuando observamos el desempeño de equipos de trabajo. Un equipo constituido por individuos especialistas en su tema que individualmente tienen un desempeño óptimo, puede lograr un funcionamiento sinérgico que duplique los resultados individuales o, por el contrario, a través de una interacción inefectiva puede obtener un resultado que no alcance ni a la mitad de los rendimientos individuales. La efectividad interpersonal implica el accionar competente en la coordinación de acciones, la realización de acuerdos y compromisos, la gestión de conflictos y la generación de una red de vínculos de alta calidad.

Estas cinco competencias de la Maestría Personal, constituyen en mayor o menor medida la base y el sustento de las competencias genéricas y son clave en la era actual del hipercambio .

(1) Anzorena, Oscar. (2010). Maestría personal, Las competencias del liderazgo. Ediciones Lea

(2) https://www.coachingvalencia.com/Coaching/competencias-conversacionales/

Bienvenido 2021

Destacado

En unas horas dejaremos atrás un año que nos ha traído sufrimiento , aprendizaje, reinvención … un año que seguramente nos ha cambiado. Te deseo lo mejor para 2021.

Son momentos de realizar balance de los últimos meses y plantearse retos o cambios, aunque hay que ser consciente que los cambios no vienen solos por cruzar de año. El cambio viene cuando tú decides que quieres cambiar.

Si estás dispuesto, dispuesta, a liderar y poner esfuerzo para movilizarte hacia tu cambio, aquí tienes un regalo.  Obtén tu regalo

2021
https://www.coachingvalencia.com/wp-content/uploads/2020/12/CoachingValencia_atreverse2021_compressed.pdf

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO

Te deseamos unas felices fiestas y un próspero 2020

Las Navidades pueden ser un momento para tomarte un tiempo para ti mismo, para recapacitar sobretodo lo sucedido en el año, para agradecer todo lo que tienes y valorarlo. 

Que estas fechas te sirvan como punto de partida para que el próximo año logres todo aquello que te propongas.  Obtén tu regalo

¡FELICES FIESTAS!

Septiembre es un buen mes para reorientar el rumbo

Septiembre es un buen mes para reorientar el rumbo

El autoconocimiento está directamente relacionado con el autodesarrollo, el aprendizaje, el liderazgo y la autoestima. Es conveniente auditarse a uno mismo, por lo menos una vez al año, para analizar:

¿Qué comportamientos, prácticas me caracterizan?

¿Qué hago bien? ¿Qué no funciona?

¿Qué aspectos debo mejorar?

¿En qué competencias debo poner el foco?

¿Qué comportamientos debo incluir en mi desempeño cotidiano?

¿Qué habilidades me convendría desarrollar?

 

“El coaching no es un gasto, es una inversión”

Contrata coaching, te ofrezco la posibilidad de una primera sesión de coaching gratuita

Ricard Guillem Guillem, móvil o whatsapp 636705232

¿Existe alguna fórmula para hacer realidad los sueños?

Imagen

«Solo una cosa convierte en imposible un sueño, el miedo a fracasar”

Paolo Coelho

¿Cómo lograr mis sueños? ¿Por qué la gente sueña y no hace realidad sus sueños? ¿Existe alguna fórmula para hacer realidad los sueños?

Las personas sueñan pero difícilmente consiguen sus sueños. Es muy fácil crear las mejores excusas y acomodarse a la situación actual, creyendo que son un obstáculo casi insalvable en su camino, para conseguir sus metas.

Cuando se tiene un sueño, es fácil perderse en la planificación de cómo se quiere lograr, pero no tanto sobre cuáles van a ser los pasos para alcanzarlo sino por permanecer atrapado demasiado tiempo en los temores que el sueño o camino pueden provocar. Algunas personas dejan que los miedos se apoderen de ellas y no encuentran el coraje suficiente para enfrentar sus miedos y solucionarlos.

Hay que tomar decisiones, valorando que es más fuerte si los sueños o el miedo al cambio.

En algunas ocasiones, podemos esperar durante años el justo momento para tomar acción y empezar el camino para alcanzar el sueño, llegando a convertirlo en algo real.

Para ser realistas, hay sueños que no son fáciles de alcanzar. Pero hay muchos que puede ponerse en marcha con unos pequeños y simples pasos.

No hay que sumergirse en grandes saltos y ser muy valiente. Si ese fuera el caso, sólo las personas más valientes podrían hacer y conseguir lo que quieren.

La clave es hacer las cosas más fáciles, dando pequeños paso hacia adelante. Tomando pequeñas acciones. Hoy un paso hacia adelante, mañana otro. Eso es. Lo importante es empezar y ponerse en marcha, en lugar de gastar mucho tiempo esperando y esperando, sintiéndose más y más frustrado e infeliz.

Entonces pregúntate ¿qué estás haciendo en el día de hoy para poder hacer tus metas realidad?

Deja de pensar y actúa

No te juzgues, confía

Procrastinación. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

 

«Mañana, este mítico lugar donde el 99% de la productividad humana, motivación y logros están almacenados…»

Según  la RAE procrastinar significa diferir, aplazar… o lo que es lo mismo: dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. Una de cada 4 personas somos procrastinadores, y casi todo el mundo lo ha sido en algún momento de su vida.

La procrastinación  se interponen en el camino de un cambio positivo. Hay una tendencia a sentir culpa y vergüenza en torno al tema de la dilación porque lo asociamos con el ser perezoso.

Una de las características fundamentales de las personas muy afectadas por la procrastinación es el elevado nivel de autoengaño que aparece en sus pensamientos. Es decir, cuando somos presa de este tipo de pensamiento, planificamos nuestro futuro basándonos en estimaciones erróneas, demasiado sesgadas hacia cómo nos gustaría que fuera y no cómo pensamos que será si nos basáramos en un análisis más objetivo y riguroso de las circunstancias.

La procrastinación es fundamentalmente una conducta de evitación, que busca eludir lo que se supone que estamos obligados a hacer. Es un ladrón de tu tiempo, una conducta adictiva, que crea estrés y ansiedad. Cuanto más te permites procrastinar, con más fuerza te domina.

También procrastinamos la decisión  de producir un cambio en nuestra vida, de asumir el protagonismo y dejar atrás el victimismo, manteniéndonos en la cómoda e incómoda zona de confort.

Razones, entre otras, por las que todos o casi todos tendemos a procrastinar son:

  1. Miedo al fracaso.
  2. Baja autoestima.
  3. Falta de confianza en uno mismo.
  4. Planificar demasiadas tareas a la vez.
  5. Mantenernos en nuestra zona de confort.
  6. Mala gestión de la energía personal.
  7. Baja tolerancia a la frustración.

Algunas de las estrategias para hacer frente a la postergación:

  • Proponte metas.
  • Divide y vencerás.
  • Establece rutinas
  • Empieza ya, sin pensar. No ser permisivo con nosotros mismos.
  • Durante la tarea, elimina cualquier distracción
  • Ojo con los autoengaños.
  • Una cosa detrás de otra.
  • Comprometerse en público.
  • Ten en cuenta cuáles son tus valores y tu visión a medio plazo. Encuentra la parte positiva de la tarea.
  • Olvídate del perfeccionismo y del miedo al fracaso.
  • Piensa en los beneficios de eliminar este hábito en tu vida.
  • Refuerzate positivamente cada vez que consigues superar la procrastinación.
  • Organízate bien bloqueando tiempo en tu agenda para realizar las tareas que quieres.
  • Pide ayuda.

 

Coaching para dejar de procrastinar

A través del coaching se pueden trabajar todos los aspectos antes mencionados. Un proceso de coaching es perfecto para que encuentres el para qué de la procrastinación, tomes conciencia y afrontes el reto de producir cambios, modificando los hábitos y maneras de hacer que te alejan de tus objetivos, de tu meta.  Y si te animas a un proceso, te puedo asegurar que no sólo puedes conseguir mejorar tu productividad o gestión del tiempo, sino que posiblemente acabes encontrándote a ti mismo y mejorando tu bienestar.

Contrata coaching en Coaching Valencia, te ofrezco la posibilidad de una primera sesión de coaching gratuita.

«Aplazar una cosa fácil hace que sea difícil; aplazar una cosa difícil la hace imposible» George Claude Lorimer

Invertir en un «coach» no es un gasto

Imagen

 

¿El coaching es una inversión o un gasto»  

 

La respuesta es sencilla, no importa la cantidad, es un gasto cuando desconoces su resultado. Y eso ocurre también cuando se hacen acciones descoordinadas, hoy esto y mañana aquello , que aisladas no son efectivas sin una buena estrategia.

La premisa fundamental para considerar el coaching como una inversión es el compromiso de reunir datos relativos a los resultados del coaching. Tendremos que tener en cuenta la situación antes de la inversión y la que se ha producido como consecuencia de la inversión. Lo que no se puede medir no existe.

En lo que respecta al coaching ejecutivo, hay estudios que avalan que tras un proceso de coaching las empresas consiguen un  retorno del 500% de la inversión realizada (http://demercadeo.com/coaching/retorno-de-inversion-del-coaching-ejecutivo-ii/). Es indudable que se producen mejoras significativas en relaciones profesionales, tanto con superiores o colaboradores. Se mejora el trabajo en equipo, la satisfacción en el trabajo, la productividad, la calidad, la capacidad organizativa, la orientación al cliente y los beneficios. Sin embargo, se reducen la conflictividad y los costes.

Lo que conseguirás con el coaching personal es encontrar y desarrollar todo tu potencial y utilizarlo para los resultados específicos que deseas alcanzar. Cambiarás antiguos hábitos por estrategias eficaces, mejorarás la calidad de tus relaciones, ganarás tiempo para dedicarlo a lo que de verdad te importa. Incrementarás tu rendimiento en el trabajo y lograrás una vida más equilibrada.

Mejorarás el control del estrés y favorecerás la canalización de las emociones. Reforzarás la motivación y controlarás la actividad mental, controlando los pensamientos negativos. Además mejorarás la capacidad de concentración, de atención, de aprendizaje y de creatividad.

Lo mejor de todo es que estos cambios son permanentes. Un proceso de coaching es una inversión en ti mismo. Los beneficios a nivel personal, profesional, social y emocional son para tí. El impacto positivo se queda y permanece en tí, pero resuena y beneficia también a tu entorno.

¿Cuánto estás dispuesto a invertir en tu proceso de coaching?

Atrévete a imaginar los beneficios de conocer lo que hoy necesitas conocer. De accionar lo que quieres accionar. De alcanzar tu situación ideal.

“El coaching no es un gasto, es una inversión”

Contrata coaching, te ofrezco la posibilidad de una primera sesión de coaching gratuita

Servicios de coaching

Coaching Valencia por Ricard Guillem Guillem

¿Deseas un cambio personal para mejorar tu trabajo, tu relación de pareja, tu salud, tu dominio y desarrollo personal, tomando el control de tu vida? Desde 2003 ofreciendo servicios de coaching.

Contáctame

Dirigido por StarOfService