El coaching aflora ante la mala situación económica

El coaching aflora ante la mala situación económica

marzo 13, 2012

Publicado en http://www.masciencia.info/actualidad/670-el-coaching-aflora-ante-la-mala-situacion-economica/

¿Qué actitud vas a tomar ante las dificultades? Ésta sería una de las preguntas que realizaría un coach, un entrenador que busca el éxito personal en su paciente, a cualquier persona que se pusiera en sus manos para intentar desbloquear diferentes actitudes negativas y re-educarlo para la consecución de ciertos objetivos. Superar los efectos emocionales de la crisis es uno de ellos.

Muchos piensan que una situación como la que sufre España determina el destino de quienes la viven. Sin embargo, uno de los lemas de Ricard Guillem, psicólogo coach de Coaching Valencia, es la frase deAnthony Robbins: Creo que más que cualquier cosa, son nuestras decisiones, y no las circunstancias de nuestra vida, las que determinan nuestro destino. A raíz de esto, Guillem asegura que “hay dos formas antagónicas de afrontar la existencia: el victimismo y el protagonismo”, es decir, los que ven la vida como un problema a resolver y los que la contemplan como una oportunidad para aprender. Y la actitud victimista no favorece, deja a las personas en una posición de derrota, resignación y parálisis.

En cuanto a las emociones, éstas pueden impedir o no el crecimiento a nivel personal. “Las emociones y los estados de ánimo nos abren y cierran posibilidades” afirma Guillem y aclara que la emoción desempeña, en la mayoría de las personas, un papel mucho más considerable y decisivo que la sana razón, y mucho más que la inteligencia, preside el destino de las personas, de las empresas, de los países.

Desde el coaching se define la crisis como un cambio y todo cambio trae consigo oportunidades. Se debe aceptar lo que no se puede cambiar y modificar la respuesta, la actitud, las creencias, etc.

Roberto Luna, coach profesional y autor de libros como “Despierta el talento”, hace hincapié en dos acciones: desaprender y re-educar. “Se pueden gestionar nuestro talento y nuestras emociones estableciendo programa de entrenamiento en cualquier dirección, sobre cualquier objetivo. Eso permite que con constancia, modelado, pasión, energía y perspectiva a medio plazo podemos conseguir grandes retos psicológicos”, explica Luna.

La conclusión que se llega a través del coaching es que todas las personas pueden detectar oportunidades en medio de etapas como la crisis económica. “Todos podemos concluir en qué áreas disfrutamos más, dónde ponemos toda nuestra energía, donde se nos pasa el tiempo más fácil. Sencillamente tenemos que observarnos y sentirnos”, aconseja el coach Roberto Luna.

Deja un comentario