Acerca de admin

Psicólogo coach. Experto en aprendizaje, desarrollo personal y coaching.

Tu bienestar


Si quieres mejorar tu bienestar, plantéate las siguientes 11 preguntas, de autorreflexión:

  1. En este momento ¿estás a gusto con los resultados que tienes en todas las áreas de tu vida?
  • Crecimiento personal
  • Familia
  • Salud
  • Amistad
  • Trabajo o estudios
  • Economía
  • Relaciones de pareja
  • Ocio
  1. Hoy ¿cómo estás en tu área espiritual y reflexión interior?
  2. ¿Cómo es tu dialogo interno? ¿cómo te hablas?
  3. ¿Qué te gustaría desaprender de ti que hasta ahora no has hecho?
  4. ¿En qué área de tu vida quieres tomar acción hoy y empezar a observar avances?
  5. ¿Te sientes a gusto con tu estar siendo, o crees que puedes mejorarlo?
  6. ¿Tienes espacios de auto observación, autocuidado y disfrute?
  7. ¿Qué nuevos hábitos de autocuidado has integrado en el último mes?
  8. ¿Identificas tus dones y talentos, que haces de manera fácil y lo disfrutas?
  9. ¿Qué nuevo aprendizaje y habilidad te gustaría desarrollar?
  10. ¿Crees que tomando acción hoy, con las preguntas anteriores estarías iniciando un proceso de transformación creando el potencial para un futuro diferente? si tu respuesta es positiva arguméntala.

Contratar el acompañamiento de un coach, puede facilitar alcanzar tu propósito. Podemos trabajar juntos por tus retos y objetivos. Contacta conmigo

Ricard Guillem Guillem  

Psicólogo Coach (CV01862) 

Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com

Teléfono /whatsapp  636 70 52 32

El coaching puede ser la clave para abrir la puerta a un futuro mejor. 

Desde 2003, he trabajado con muchas personas que han descubierto que la psicología coaching les ayuda a convertir sus aspiraciones e ideas en acción. He visto lo bueno de hacerse grande a través de él. Sin embargo, también he conocido a muchas personas que se sienten aburridas, frustradas y atrapadas por su vida presente:

• Algunos viven en negación y sueñan con un pasado ‘dorado’ o lo que podría haber estado.
• Algunos viven con la vaga esperanza de algún rescate futuro, tal vez obteniendo un paquete de despido.
• Algunos viven en un estado de desesperanza y negatividad, culpando a otros por su difícil situación y sin ninguna esperanza de cambio.

La psicología coaching puede permitir vivir más plenamente y con más éxito en el momento presente y permitir encontrar crecimiento y éxito por uno mismos, sin importar lo que la vida les depare.

El coaching es tanto para los estancados en la rutina y los infelices como para los dinámicos y exitosos.

Puede ayudar a una persona a aceptar plenamente la realidad de que está en el trabajo equivocado o que no está siendo realista o está buscando satisfacción en los lugares equivocados. Puede ayudar a las personas a encontrar motivación y energía para liberarse del aburrimiento o la frustración. Puede ayudar a un alto rendimiento a lograr lo sobresaliente.

Poner los pies en la tierra al soñador y dar alas al pesimista, el coaching puede ser la clave para abrir la puerta a un futuro mejor.

Profecías autocumplidas

La “profecía autocumplida” es una predicción que, una vez hecha, es en sí misma la causa de que se haga realidad. El modo en el que abordamos la cuestión de quiénes somos y qué podemos conseguir, y el comportamiento que ponemos en práctica para que esa fantasía se convierta en realidad.

De modo no consciente, adoptamos un patrón de pensamiento y actuamos en función de ese patrón. Y, como todo lo que hacemos genera los resultados que vemos, nuestra historia personal, muchas veces fallida, se convierte en la razón de ser de nuestra propia existencia.

Presentamos 4 pasos para dejar de predecir el fracaso, con profecías autocumplidas:

Detecta tus pensamientos.
Fíjate en el lenguaje que usas.
Analiza qué motivación o creencia hay detrás de esos pensamientos.
Busca experiencias que contradigan tu suposición inicial.

Las sesiones de coaching

Optar por el coaching no significa suponer que algo va mal, sino simplemente reconocer que hay cosas que no sé, aspectos de mi vida personal y profesional que puedo mejorar. El coach acompaña al cliente durante el proceso, desde un papel activo. El cliente es quien decide, desde su autonomía y responsabilidad de los resultados, él es quién en último término resuelve.

Una sesión de coaching, es el encuentro y espacio colaborativo de aprendizaje, que se establece entre el coach y cliente, con el propósito que el cliente obtenga resultados más rápidamente de lo que haría con sus propios medios.

Se realiza a través de una conversacion entre ambos, utilizando diferentes metodologia del coaching (definicion de objetivos, evaluación, feedback, diferentes herramientas que proporciona la psicología), potenciando los recursos internos del cliente dirigidos a alcanzar las metas, que provocarán la mejora que el cliente precisa y/o decide para en su vida.

Ricard Guillem 636705232

Las sesiones de Coaching, tienen un foco, que establece el cliente, centrado principalmente en:

La búsqueda de resultados a nivel personal:

  • mejorar la relación con la pareja, família
  • mejorar la vida social, amigos, comunicación
  • conseguir un sueño/un reto
  • encontrar el sentido y la alegría
  • gestionar emociones y bloqueos
  • vencer miedos
  • tomar decisiones
  • incorporar nuevos hábitos y rutinas
  • apoyo en momentos de cambios importantes en la vida, etc.

La búsqueda de resultados a nivel profesional, ejecutivo o directivo:

  • encontrar o cambiar de trabajo
    ser más productivo (TDAH, hábitos y rutinas, toma de decisiones, planificación, postergación) 
  • ser mejor líder de equipo
  • desarrollar un nuevo proyecto o idea de negocio
  • mejorar cuenta de resultados en la empresa
  • mejorar el clima
  • aprender a gestionar el estrés
  • el tiempo
  • adquirir nuevas competencias profesionales (definicion de objetivo e itinerario profesional, plan de carrera)

Contratar un coach, puede facilitar alcanzar tus propositos. Podemos trabajar juntos por tus retos y objetivos. Contacta conmigo

Ricard Guillem Guillem  

Psicólogo Coach (CV01862) 

Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com

Teléfono /whatsapp  636 70 52 32 

Sesiones online por videoconferencia

¿Agotado en el trabajo? el Síndrome de Burnout

Pon atención al siguiente post, podrías encontrar la respuesta a tu situación laboral actual: burnout, estar quemado, agotamiento. Septiembre será un buen mes para incorporar nuevos comportamientos, hábitos, tomar decisiones.

En la actualidad la mayoría de los autores definen el burnout a través de las tres dimensiones propuestas por Maslach and Jackson:

– Agotamiento emocional: Aparece la sensación de no poder dar más de sí, que genera desánimo y frustración. Un estado de angustia emocional y psicológica como resultado de la exposición prolongada al estrés, lo que resulta en sentimientos de cinismo, baja autoeficacia y agotamiento físico. 

– Despersonalización: Si los problemas que interfieren y dificultan el trabajo continúan, la persona pasa a ver a los otros como sus enemigos, los causantes de sus problemas. Como consecuencia, desarrolla estrategias defensivas para protegerse que se concretan en distanciamiento, frialdad en el trato, desimplicación, etc.

– Baja realización personal: Surge de la no consecución de los objetivos o resultados deseados en el ejercicio de la profesión. Sienten que las demandas laborales exceden a sus capacidades, se autoevalúan negativamente.

El burnout es considerado como estrés crónico en contexto laboral caracterizado por estas tres dimensiones. 

Hay que tener en cuenta que el estrés puede ser positivo o negativo. Es positivo cuando el individuo interpreta que las consecuencias de la situación serán favorables para sus intereses. Por el contrario, si percibe que dichas consecuencias serán desagradables o perjudiciales, el estrés será negativo.

El estrés positivo (eustress)  a corto plazo; permitir que las personas centren su atención en una tarea o demanda específica (por ejemplo, escribir un examen). Vivimos estrés positivo cuando enfrentamos situaciones desafiantes, cuyas demandas son altas, pero no rebasan nuestras capacidades; por eso, podemos sentir competencia, confianza, motivación, entusiasmo y bienestar. Ejemplos de estrés positivo pueden ser: recibir un ascenso en el trabajo, comenzar un nuevo trabajo, comprar una casa, tener un hijo, cogerse unas vacaciones, o aprender un nuevo hobby.

El estrés negativo (distress) se considera como estrés «malo», ya que se relaciona con situaciones que la persona no es capaz de controlar o ante las cuales se siente asustado. Precisamente, la pandemia sanitaria, provocada por la Covid-19 es un ejemplo perfecto de este tipo de estrés negativo.

La exposición prolongada al estrés puede tener consecuencias negativas con el tiempo (es decir, angustia), lo que resulta en un deterioro del funcionamiento cognitivo y físico (por ejemplo, mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, trastornos de salud mental).

No hay dos experiencias de estrés iguales. Cada persona tiene su propio barómetro de estrés único basado en una combinación de factores biológicos y ambientales, es decir, el modelo de diátesis de estrés, que influyen en cómo interpretan y responden a los factores estresantes. Es decir, el umbral entre el eustress y la angustia varía de persona a persona. 

El Modelo de diátesis-estrés es una teoría psicológica que explica la conducta como un resultado tanto de factores biológicos y genéticos como de experiencias vitales.

Las variables personales y sociales pueden afectar a la aparición del burnout, pero en cambio las variables organizacionales, básicamente aquellas vinculadas al desempeño del puesto de trabajo lo desencadenan. 

De esta manera, factores como el contenido del puesto, la falta de reciprocidad (dar más emocionalmente en el trabajo de lo que se recibe a cambio) o el clima organizacional, pueden convertirse en desencadenantes del síndrome de burnout y deberán tenerse en cuenta a la hora de diseñar la prevención psicosocial a nivel primario. 

Según el modelo  multidimensional de Maslach y Leiter el Burnout, que contempla la interacción de varios tipos de factores, sin destacar de forma particular a unos más que a otros, sino que será esta interacción la que delimite cuales son las variables más importantes en un caso en concreto. El burnout  es concebido como una experiencia individual y crónica de estrés relacionada con el contexto social. 

El modelo incluye tres componentes:
•             La experiencia de estrés.
•             La evaluación de los otros. 
•             La evaluación de uno mismo.

A nivel organizacional, basado en la teoría organizacional, disfunciones del rol, la falta de salud organizacional, la estructura, la cultura y el clima organizacional, encontramos modelos explicativos que se caracterizan porque enfatizan la importancia de los estresores del contexto de la organización y de las estrategias de afrontamiento empleadas ante la experiencia de quemarse.

De manera general, solemos ignoramos las primeras señales del burnout, del estar quemados, poniendo el cuidado personal en un segundo plano y nos empujamos al límite hasta que nuestro cuerpo nos obliga físicamente a detenernos.

McLean & Company, nos muestran en su modelo las diferentes etapas del Burnout, que nos ayuda a identificarlo y abordarlo. 

Lo primero que aparece en el sujeto es el cansancio emocional dando paso posteriormente a la despersonalización y a la baja realización personal.  

  • Etapa 1 Sientes que hay una fuerte necesidad de probarte a ti mismo. 
  • Etapa 2 Sigues trabajando más y más duro para lograr ésto. 
  • Etapa 3 Comienzas a descuidar más tus propias necesidades.
  • Etapa 4 Estás en conflicto y culpas a otros o a la situación.
  • Etapa 5 Cambias tus valores para centrarte más en el trabajo.
  • Etapa 6 Niegas los problemas que surgen por el estrés laboral.
  • Etapa 7 Te retiras de la vida social y de tu familia también.
  • Etapa 8 Tu comportamiento cambia lo que molesta a tus seres queridos.
  • Etapa 9 La despersonalización sucede, no te sientes como tú mismo.
  • Etapa 10 Se siente vacío y entumecido, puede ocurrir abuso de sustancias.
  • Etaspa 11 Te sientes deprimido, perdido y completamente agotado.
  • Etapa 12 Colapsas mental y físicamente, agotamiento total.

El síndrome de Burnout se puede prevenir si se toman las medidas correspondientes cuando comienzas a sentir los primeros síntomas y signos de estrés laboral.

Dentro de las estrategias que se recomiendan para afrontarlo están:

  • Ser consciente de las cargas de trabajo que puedo realizar sin sobre exigirme, intentando delegar tareas cuando es necesario.
  • Pedir ayuda.
  • Trabajar la autoperfección.
  • Reuniones de trabajo periódicas donde se reconozca el trabajo bien hecho entre pares.
  • Jerarquizar tareas, dando prioridad a las más importantes y urgentes.
  • Poner límites reales a tu jefatura de lo que puede exigirte y de lo que comienza a afectarte.
  • Seguir una alimentación equilibrada.
  • Realizar actividades de ocio.
  • Reducir el consumo de alcohol y café.
  • Practicar ejercicio diariamente.
  • Dormir bien.
  • Renovar relaciones con amigos y familiares que se han desatendido por sufrir del síndrome.
  • Realizar pausas saludables en tu lugar de trabajo y en la rutina diaria. Por ejemplo, puedes respirar profundamente y estirarte. Este ejercicio hay que repetirlo durante 1 o 2 minutos.
  • Reforzar la autoestima con el auto cuidado.

Pregúntate :

 ¿Qué aprendi de esta lectura? 

 ¿Cómo puedo usar lo que aprendo para mejorar mi estrés, el agotamiento? 

Para iniciar, plantéate una reducción del 20 % del estrés que sufres y alcanzar una vida más balanceada. 

Contratar un coach, puede facilitar el reto del cambio. 

Podemos trabajar juntos por tus retos y objetivos. Contacta conmigo

Ricard Guillem Guillem  

Psicólogo Coach (CV01862) 

Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com Teléfono /whatsapp  636 70 52 32 

Sesiones online por videoconferencia

Deja de ser tan autoexigente

¿Qué puedes hacer si quieres dejar de ser tan duro contigo mismo?

Tres cosas que pueden ayudar:

1. Recordar los efectos negativos de esta actitud.

Solo recordarte a ti mismo lo dañino que ha sido ser duro contigo mismo es una forma efectiva de reemplazar el viejo hábito con ser más suave contigo mismo.

2. Buscar estándares más humanos e inteligentes para ti. 

Películas, libros y personas que te rodean pueden imponerte estándares que son solo pura fantasía o algún tipo de sueño “demasiado perfecto” (e imposible de alcanzar). 

Pero la vida es la vida, no una fantasía o un sueño, y establecer estándares tan altos que nadie puede cumplir solo conduce a lo que puede ver como un fracaso, insatisfacción, una decepción. 

En cambio, relájate un poco y acepta que todo y todos tienen fallas y que las cosas no siempre salen según lo planeado. 

Acepta que aún puedes mejorar las cosas, pero nunca serán perfectas.

Y date cuenta de que no serás rechazado si las cosas o tú no son perfectos.  Al menos no por seres humanos razonablemente bien equilibrados, como lo son la mayoría de las personas en la realidad.

3. Concentrarse  en la retroalimentación positiva y útil en los contratiempos.

Es muy común ser duro contigo mismo cuando cometes un error o fallas.

Pero también es un hábito muy destructivo porque puede magnificar uno de esos eventos y convertirlo en algo que lo deprima durante semanas o lo haga dejar de fumar por completo.

Entonces, cuando seas duro contigo mismo por una falla o un error, relájate un poco y sé un poco más fácil contigo mismo.  Recuerde por qué esta es una estrategia mucho mejor para mantener alta la motivación y la autoestima.

 Y pregúntate: ¿Qué puedo aprender de esta situación? ¿Cómo puedo aplicar lo que aprendo para no volver a cometer el mismo error y avanzar de mejor manera y más inteligente?

Plantéate ¿Cómo sería reducir un 20% de tu autoexigencia? ¿en qué áreas? ¿por dónde empezar? ¿en qué o en quién me puedo apoyar?

A veces contratar un coach, puede facilitar el reto del cambio.

Te propongo que trabajemos juntos en tus retos y objetivos. Contacta conmigo

Sesiones online por videoconferencia (Google Meet, Skype, FaceTime…)

Ricard Guillem Guillem – Psicólogo Coach (CV01862)

Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com – Teléfono /Whatsapp  + 34 636 70 52 32 

Entrena tu bienestar

La fortaleza emocional y mental, como la forma física, es algo que tienes que entrenar.

La mejor versión de uno mismo incluye una alta autoestima, la creencia de que uno tiene valor y la autoestima, así como la autoeficacia, la creencia de que uno tiene la la capacidad para iniciar o mantener conductas deseadas. Estas comportamientos pueden apoyar una sensación general de bienestar. De cualquier manera, éstos comportamientos pueden ser identificados, que es el trabajo de los coaches para ayudar que la gente se vuelve más confiada, con energía positiva,  para hacer cambios duraderos.

Hay muchas aspectos que podemos mejorar con entrenamiento e implicarán una mejora del bienestar general

🙆‍♀️ Autoconicimiento: autoestima, aceptación, perdón, límites, confianza

🏃 💬Comunicación: hablar, escuchar, conversar, callar, declarar, coordinar 

🤾  💭Creencias limitantes, pensamientos, propósitos, valores

🏋️‍♂️  🗯Emociones y estados de ánimo, posibilidades 

🏊‍♂️  Corporalidad, movimiento, disposiciones 

🧘‍♂️  Mindfulness, presencia, foco 

🚿  Hábitos: rutinas, ritos, salud, planificación 

☕️  Relaciones: amigos, familia, pareja 

👷  Trabajo: aprendizaje, orientación, liderazgo, trabajo en equipo, organización, coordinación …

Como Coach, mi trabajo es guiar a las personas a salir de del estado que quiere mejorar, de esa zona de confort, para autodescubrirse, poner en práctica sus recursos internos y dar forma a sus decisiones y así lograr alcanzar un cambio real y duradero.

¿Entrenamos? contacta conmigo

Ricard Guillem Guillem  Psicólogo Coach (CV01862) Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com Teléfono /whatsapp  636 70 52 32 Sesiones online por videoconferencia

Cuidarse a uno mismo 

Si ayudas y cuidas a todos los demás, pero dejas poco o ningún espacio para cuidarte a ti mismo, es probable que a la larga sufras cómo te sientes consigo mismo, se resienta la energía que tienes disponible y, básicamente, tu salud.

Pero si te haces más fuerte, también puedes ser más fuerte para las personas cercanas a ti. Si te ayudas a ti mismo, podrás transmitir lo que obtengas (la energía, el optimismo, los hábitos y las estrategias de vida que aprendas) a las personas de tu mundo.

Cuando te sientas mejor contigo mismo y con tu vida, naturalmente querrás contagiar esa alegría y buenos sentimientos a las personas que te rodean.

Si te has estado descuidando demasiado, has sido duro contigo mismo o te has sentido resentido por esta posición desequilibrada, inverte en ti. Puede que no siempre sea fácil encontrar el equilibrio en la vida entre centrarse en uno mismo y en las demás personas.

Cuidarse también implica darse cuenta de las cosas que necesitas cambiar, para convertirte en la persona que necesitas para ti. Sí cuidarse significa decepcionar a alguien, entonces decepciona a alguien, acéptalo.

Así que asegúrate de reservar un tiempo, en tu agenda, para concentrarse solo en su propio bienestar y crecimiento personal. Hazlo tanto por ti como por las personas que quieres.

Contratar un coach, puede facilitar, acompañarte, en el reto de mejorar tu autocuidado.

Te propongo que trabajemos juntos en tus retos y objetivos. Contacta conmigo:

Ricard Guillem Guillem – Psicólogo Coach (CV01862)

Sesiones online por videoconferencia (Google Meet, Skype, FaceTime…)

Email: ricard.guillem@coachingvalencia.com – Teléfono /Whatsapp  + 34 636 70 52 32 

Cómo formar un equipo que resuelva los conflictos de forma eficaz

Muchos líderes cometen el error de pensar que tienen que resolver todos los conflictos, especialmente los que afectan a su equipo. Pero los mejores líderes saben que ese no es el caso, aprenden a empoderar a sus empleados guiándolos, brindándoles los recursos que necesitan e incentivándolos para que resuelvan las cosas por su cuenta.

Hay seis técnicas simples para fomentar una resolución de conflictos saludable en el equipo de trabajo:

Predicar con el ejemplo. Una cosa es decirle a su equipo lo que deben hacer y otra es hacerse responsable de sus propias acciones. Independientemente de cómo esté lidiando personalmente con el conflicto, es probable que aquellos que le informan sigan su ejemplo. Para dar un buen ejemplo, preste atención a la perspectiva de cada persona, practique buenas habilidades para escuchar, acepte comentarios constructivos y trate de crear un entorno inclusivo donde se respeten y honren las diferencias.

Entrena a tu equipo. Todo equipo puede tener conflictos, pero lo que marca la diferencia es es el líder que puede entrenar a su equipo en tiempos de conflicto. Los mejores líderes brindan a sus empleados herramientas y técnicas de mediación y resolución de conflictos.

Establece reglas básicas. Cada equipo necesita conocer los estándares bajo los cuales operarán y colaborarán. Cuando equipa a las personas con expectativas y procesos claros, siempre saben cómo responder de manera adecuada.

Proporcione comentarios con regularidad. Una revisión de desempeño anual no es suficiente para prevenir y resolver conflictos. Es mucho más efectivo tener sesiones de retroalimentación periódicas con su equipo inmediato. Estas reuniones pueden ayudar a cultivar una atmósfera de comunicación abierta y honesta, y presentan una buena oportunidad para lidiar con los malentendidos o los problemas divisorios antes de que se salgan de control.

Incentiva a tus empleados. La mejor forma de inculcar una nueva práctica y mantenerla en marcha es ofrecer incentivos. Pueden tomar muchas formas: entrenamiento, capacitación, retroalimentación, evaluaciones o sistemas de recompensa. Cada líder necesita mirar a su equipo y organización y decidir qué funciona mejor para su cultura.

Celebre los éxitos. Cuando los miembros del equipo resuelven con éxito los conflictos internos, debe celebrarse y reconocerse. Una apreciación de la resolución exitosa ayudará a construir la moral y alentará a las personas a continuar siguiendo los valores fundamentales y cumpliendo altos estándares.

La construcción de un equipo fuerte y eficaz que se tome el conflicto con calma comienza con predicar con el ejemplo y se construye con un buen entrenamiento, orientación y apoyo.

Liderar desde adentro: el conflicto es inevitable. Es predicar con el ejemplo y entrenar a su equipo para que pueda ayudarlos mejor a aprender a resolver conflictos de manera efectiva y eficiente.

Tres enfoques para la buena vida

Durante las últimas décadas, se ha puesto de moda hablar de la felicidad como si se presentara en dos sabores distintos. Aquellos que han defendido esta división se han inspirado en gran medida en la filosofía griega helenística para diseñar sus categorías. Por un lado, está el “bienestar hedónico”, que, como su nombre lo indica, enfatiza el placer. El bienestar hedónico, puede considerarlo como una amalgama de estabilidad, comodidad y agrado. La buena vida, según esta definición, sería algo predecible, en la que hay seguridad material y psicológica, y en la que hay actividades placenteras.

Por otro lado, está el «bienestar eudemónico». Este nombre, extraído de los escritos de Aristóteles, sugiere que hay más en la buena vida que simplemente sentirse bien. Varios investigadores han ofrecido elementos de bienestar eudemónico: estados de flujo, expresividad personal, autonomía, crecimiento y significado. Para una mejor comprensión de la eudaimonia, puede pensar en la buena vida como una vida útil, coherente y significativa. En este caso, una persona sentiría que lo que hace tiene sentido, tiene la oportunidad de generar impacto y es importante.

Es posible que esté menos familiarizado con un tercer enfoque para comprender la buena vida: la vida psicológicamente rica. En pocas palabras, la vida rica es aquella en la que una persona experimenta una variedad de actividades interesantes que tienen el potencial de cambiar la perspectiva de uno. ¿Conseguiste todo eso? La vida rica se diferencia de la vida feliz en que las actividades cambian de perspectiva en lugar de simplemente agradables. La vida rica también se diferencia de la vida significativa en que las actividades son variadas. Una vida psicológicamente rica es aquella caracterizada por “experiencias interesantes en las que la novedad y / o la complejidad van acompañadas de profundos cambios de perspectiva“. 

Fundamentalmente, una experiencia no tiene que ser divertida para calificar como enriquecedora psicológicamente. Incluso podría ser una dificultad, experimentar una ruptura con tu pareja, pelearse con los amigos o vivir en lugares donde nos podemos sentir incómodos.

Agregar riqueza psicológica a nuestras concepciones de cómo puede ser una buena vida, es importante porque “deja espacio para el desafío y la dificultad». No se trata solo de “que todo vaya bien y sin problemas”. Pasar por experiencias incómodas, tiene valor. Una buena vida no necesariamente tiene que ser feliz. Para algunas personas, una vida psicológicamente rica es más importante que ser feliz o encontrar un sentido de significado.

Si te preguntas qué experiencias resultarían psicológicamente significativas, los especialistas sugieren vivencias como mudarse al extranjero o cambiar de carrera. Si lo piensas, este tipo de situaciones llegan a cambiar la perspectiva de tu vida por completo.

Además, aseguran que investigaciones como esta «señalan que una buena vida puede no ser siempre placentera, y que es valioso llevar vidas que analicen diferentes perspectivas».

Las vidas hedónicas, eudaimónicas y psicológicamente ricas no son mutuamente excluyentes, ni una mejor que otra.

Hechos y hallazgos en investigación interesantes

La investigación en este campo está en auge y constantemente aparecen nuevos hallazgos. Estos son algunos de los hechos y hallazgos más interesantes hasta ahora:

La felicidad está relacionada con una frecuencia cardíaca y una presión arterial más bajas, así como con una variabilidad más saludable de la frecuencia cardíaca.
La felicidad también puede actuar como una barrera entre usted y los gérmenes: las personas más felices tienen menos probabilidades de enfermarse.
Las personas más felices disfrutan de una mayor protección contra el estrés y liberan menos cortisol, la hormona del estrés.
Las personas felices tienden a experimentar menos dolores y molestias, incluidos mareos, distensión muscular y acidez estomacal.
La felicidad actúa como un factor protector contra la enfermedad y la discapacidad (en general, por supuesto).
Aquellos que son más felices tienden a vivir significativamente más que aquellos que no lo son.
La felicidad estimula nuestro sistema inmunológico, lo que puede ayudarnos a combatir y combatir el resfriado común.
Las personas felices tienden a hacer a los demás más felices también, y viceversa: ¡aquellos que hacen el bien, se sienten bien!
Una parte de nuestra felicidad está determinada por nuestra genética (¡pero todavía hay mucho espacio para los ajustes de actitud y los ejercicios para aumentar la felicidad!).
Oler aromas florales como rosas puede hacernos más felices.
Aquellos a quienes se les paga por hora pueden ser más felices que los que reciben un salario (sin embargo, estos hallazgos son limitados, ¡así que tómelos con un grano de sal!).
Las relaciones son mucho más propicias para una vida feliz que el dinero.
Las personas más felices tienden a usar colores brillantes; No se sabe con certeza de qué manera funciona la relación, pero no está de más arrojar algunos tonos más brillantes de vez en cuando, ¡por si acaso!
La felicidad puede ayudar a las personas a afrontar mejor la artritis y el dolor crónico.
Estar al aire libre, especialmente cerca del agua, puede hacernos más felices.
Las vacaciones pueden ser un momento estresante, incluso para los más felices entre nosotros: se estima que el 44% de las mujeres y el 31% de los hombres experimentan la «tristeza navideña».
¡La felicidad es contagiosa! Cuando pasamos tiempo con personas felices, es probable que también obtengamos un impulso de felicidad (Florentine, 2016; Newman, 2015).

15 formas de crear momentos felices en la vida

Podemos, hasta cierto punto, determinar qué tan felices nos sentimos. Kane (2017) ha propuesto 15 formas en las que se puede aumentar la felicidad:

  1. Encuentra alegría en las pequeñas cosas. Saborear momentos ordinarios de la vida cotidiana es una habilidad que se puede aprender (Tartarkovsky, 2016). ¡Para la mayoría de nosotros, pasamos mucho tiempo pensando en cosas que ni siquiera estamos haciendo actualmente! Esto puede hacernos infelices. La felicidad puede, de hecho, predecirse por dónde vagan nuestras mentes cuando no estamos enfocados en el presente. Al apreciar las cosas simples de la vida, fomentamos las emociones positivas … desde admirar una hermosa flor hasta disfrutar de una taza de té, encontrar alegría en las pequeñas cosas se asocia con una mayor felicidad.
  2. Empiece cada día con una sonrisa. Suena fácil, pero sonreír se asocia con sentirse feliz. Comenzar el día con una nota positiva puede mejorar enormemente el bienestar.
  3. Conéctate con otros. Como se mencionó en la sección anterior, tener amistad y apoyo social es definitivamente una fuente de felicidad. Entonces, para crear más momentos felices en la vida, aléjese del escritorio e inicie una conversación con un colega de trabajo, o envíe un SMS a alguien que no haya visto por un tiempo. Aproveche las oportunidades para interactuar con otras personas a medida que surjan.
  4. Haz lo que más te apasiona. El uso de sus fortalezas y la búsqueda de una actividad en la que participar que conduzca a «fluir» se ha identificado como un camino duradero hacia la felicidad. Estar completamente involucrado en una actividad se denomina «flujo». ¿Qué constituye una experiencia de fluir? Para empezar, la tarea debe requerir habilidad pero no ser demasiado desafiante (Tartarkovsky, 2016). Debe tener objetivos claros y permitirle sumergirse completamente en lo que está haciendo para que su mente no divague (Tartarkovsky, 2016). Debería absorber completamente su atención y dar la sensación de estar «en la zona» (Tartarkovsky, 2016). Quizás la forma más fácil de identificar una experiencia de flujo es perder la noción del tiempo. Al hacer lo que más te apasiona, es más probable que uses tus fortalezas y encuentres un sentido de fluidez.
  5. Cuente sus bendiciones y sea agradecido. Se sabe que la gratitud aumenta la felicidad. La gratitud se ha definido como apreciar lo que tienes y poder reflexionar sobre eso (Tartarkovsky, 2016). La gratitud crea emociones positivas, mejora las relaciones y se asocia con una mejor salud (Tartarkovsky, 2016). Ejemplos de formas de participar en la gratitud incluyen escribir un diario de gratitud o expresar aprecio, como enviar una tarjeta de agradecimiento a alguien.
  6. Elija ser positivo y ver lo mejor en cada situación. Adoptar una actitud ante la vida de «vaso medio lleno» ciertamente puede mejorar los sentimientos de felicidad. Encontrar lo positivo incluso en situaciones difíciles ayuda a fomentar el afecto positivo. Como dijo un psicólogo de la Facultad de Medicina de Harvard, Siegel, “cambios relativamente pequeños en nuestras actitudes pueden producir cambios relativamente grandes en nuestro sentido de bienestar” (Tartarkovsky, 2016).
  7. Toma medidas para enriquecer tu vida. Una excelente manera de desarrollar una vida más feliz es aprender algo nuevo. Al ser mentalmente activo y desarrollar nuevas habilidades, esto puede promover la felicidad. Por ejemplo, aprende un instrumento musical o un idioma extranjero, ¡el cielo es el límite!
  8. Cree metas y planes para lograr lo que más desea. Luchar por las cosas que realmente queremos puede hacernos sentir felices, siempre que los objetivos sean realistas. Tener metas le da propósito y dirección a la vida, y una sensación de logro.
  9. Vive el momento. Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, una forma útil de crear momentos felices en la vida es vivir el momento, no rumiar sobre el pasado o concentrarse en el futuro. Permanecer en el «aquí y ahora» puede ayudarnos a sentirnos más felices.
  10. Sé bueno contigo mismo. Trátese a sí mismo tan bien como trataría a una persona a quien ama y le importa. Mostrar autocompasión puede conducir a momentos felices y mejorar el bienestar general.
  11. Pide ayuda cuando la necesites. Es posible que buscar ayuda no se le ocurra de inmediato al considerar cómo crear momentos felices. Sin embargo, buscar apoyo es una forma de lograr la felicidad. Como dice el viejo adagio, “un problema compartido es un problema reducido a la mitad”. Tener a alguien que le ayude no es un signo de debilidad. Más bien, al pedir ayuda, está reduciendo la carga de un problema sobre usted mismo.
  12. Deja ir la tristeza y la decepción. Las emociones negativas pueden comprometer la sensación de felicidad, especialmente si una persona reflexiona sobre lo que «podría haber sido». Si bien todos sienten tales emociones a veces, aferrarse a sentimientos de tristeza y decepción puede realmente abrumar a una persona y evitar que se sienta feliz y contenta.
  13. Practica la atención plena. Los efectos positivos de practicar la atención plena son numerosos y generalizados, incluido el aumento de los niveles de felicidad. Hay mucho material en este blog sobre la atención plena y sus efectos positivos. La atención plena es una habilidad y, como cualquier habilidad, se puede aprender. Aprender a ser consciente puede ayudar a una persona a ser más feliz.
  14. Camina en la naturaleza. Se sabe que el ejercicio libera endorfinas y, como tal, la actividad física es una forma de levantar el ánimo y crear momentos felices. Incluso más beneficioso que simplemente caminar es caminar en la naturaleza, que se ha demostrado que aumenta la felicidad.
  15. Reír y hacer tiempo para jugar. ¡La risa en verdad es la mejor medicina! Reír está asociado con sentirse mejor. Además, es beneficioso para la sensación de bienestar no tomarse la vida demasiado en serio. Así como los niños disfrutan de los placeres simples, también les encanta jugar. Participar en «juegos», actividades que se realizan únicamente por diversión, se asocia con una mayor felicidad.