Cómo desarrollar un mindset de crecimiento (parte II)

«La excelencia de un líder se mide por la capacidad para transformar los problemas en oportunidades» Peter Drucker

La mindset o mentalidad de crecimiento significa que uno acepta los desafíos, persiste frente a los contratiempos, asume la responsabilidad de sus palabras y acciones y reconoce que el esfuerzo es el camino hacia el dominio, «la práctica hace al maestro».

La mentalidad de crecimiento, consiste en tener la consciencia de que la inteligencia no es fija y que con un aprendizaje diario y el interés de tener nuevos retos se logra preparar el terreno para cumplir metas y alcanzar logros.

Cambiar la mentalidad de una persona desde una perspectiva fija a una mindset de crecimiento puede parecer complicado, pero dando pequeños pasos podemos desarrollar este tipo de mindset. A modo de ejemplo planteamos diferentes caminos: 

1. Reconocer y aceptar la imperfección en uno mismo y en los demás.  Todos tenemos nuestros defectos, peculiaridades y rarezas: nuestras imperfecciones y vulnerabilidades.  Nuestras imperfecciones nos hacen únicos, aceptarlas es la camino para el desarrollo.

2. Afrontar tus desafíos con valentía, asumiendo riesgos.  Si sientes miedo ante un desafío, detente y replanteate la situación.  Considera el desafío como una oportunidad, cambiando ligeramente tu perspectiva, tu mirada, inicia paso a paso e irás adquiriendo energía y seguridad. Cada desafío u oportunidad nos invita a una nueva experiencia que es una especie de aventura.

El miedo es un sentimiento, escúchalo, hazte amigo de él. Sigue adelante de todos modos, cruza el miedo, porque tu desafío es emocionante.  Si adoptas esta actitud puede descubrir habilidades que ni siquiera sabía que poseía. Arriesga a probar nuevas maneras de interactuar con otros, ver diferentes puntos de vista, otras formas de ser y estar. 

3. Presta atención a tus palabras y pensamientos.  Empieza a prestar atención a las palabras que te dices, a las narraciones que construyes de ti y que te cuentas.  Si tus palabras son de desánimo y supercríticas, los resultados se verán limitados. Así que ten cuidado.  Escucha lo que está diciendo y pensando, se amable contigo mismo.

Reemplaza los pensamientos negativos por otros más positivos para desarrollar una mentalidad de crecimiento.  Reemplaza el juicio por la aceptación, el odio por la compasión.  Si te estás faltando el respeto a tí mismo, el resultado de tus decisiones y sus consecuencias lo reflejarán.  Intenta tener pensamientos más elevados y mantente firme.

4. Deja de buscar la aprobación de los demás.  La aprobación de los demás a menudo puede alejarte de un mindset de crecimiento.  Cultiva la autoaceptación y la autoaprobación.  Aprenda a confiar en sí mismo.  Eres la única persona que siempre estará ahí para ti en tu vida, así que eres el único al que necesitas impresionar.

5. Da un paso más hacia la autenticidad.  Fingir ser alguien que no eres es una falta de respeto a quien realmente eres.  Te hace falso.  Disminuye lo que tienes que ofrecer.  Llegar a ser verdaderamente auténtico, aceptarte y mostrarte como eres, es un proceso que requiere tiempo y mucho trabajo interno.  Una vez que lo hagas, es probable que te sientas más impulsado a perseguir sus verdaderos objetivos, lo que te coloca en una mentalidad de crecimiento.

6. Cultiva un sentido de propósito.  ¿Sientes que tu vida tiene un propósito?  En caso afirmativo, define este propósito y describe su alcance.  Si te quedas en blanco, tendraás que clarificar lo que te mueve, tu propósito de su vida. Tener claro tu propósito te ayudará a desarrollar una mentalidad de crecimiento.

7. Todos tenemos fortalezas y debilidades.  Explora y aprecia sus fortalezas y trabaja para mejorar sus debilidades.  Este esfuerzo puede ayudarte a desarrollar una mentalidad de crecimiento.

8. Dale la vuelta a la crítica hasta que encuentres el aprendizaje.  El propósito de la crítica es mejorar las cosas.  Otras personas pueden ver lo que estás haciendo desde una perspectiva ligeramente diferente a la tuya y pueden tener algunas sugerencias valiosas para tí.  Si te abre a escuchar sugerencias, respirando, desde la humildad del aprendiz, puedes desarrollar más fácilmente tu mentalidad de crecimiento.

Tener una mindset de crecimiento no solo significa ser abiertos y aceptar los comentarios de los demás. Significa aceptarlos y aprender de la experiencia, y así desarrollar estrategias para mejorar. 

9. Valora el proceso sobre el resultado final.  Recuerda, lo que importa es el viaje, no el destino.

10. Aprende de los errores de los demás.  Si puede aprender de los errores de los demás, podrás cometer menos errores.  A veces, esto puede calmar el miedo a probar cosas nuevas, un aspecto clave para desarrollar una mentalidad de crecimiento.

11. «Todavía no está bien».  Cuando tengas dificultades con una tarea, recuerda que no la has dominado «todavía».  Si te mantienes, el tiempo y la práctica te llevará a la mejora y al autodesarrollo.

12. Asumir riesgos en compañía de otros.  Trata de no tomarte demasiado en serio.  Estate dispuesto a cometer errores frente a los demás, porque si estás creciendo, es probable que esto suceda.  Y cometer errores frente a otros generalmente será más fácil con la práctica.

13. Sé realista.  Se necesita tiempo, a veces mucho tiempo, para aprender una nueva habilidad, como aprender un nuevo idioma o aprender a tocar un instrumento o aprender a convertirse en un buen abogado.  Tener esto en cuenta puede ayudar con una mentalidad de crecimiento.

14. La velocidad no es importante.  Cuando tienes un mindset de crecimiento, los resultados finales son menos importantes.  Te involucra y te esfuerzas por completo en el proceso, sin importar cuánto tiempo tome.  Centrarse en el proceso a menudo también mejora los resultados porque se pone más esfuerzo en el camino.

15. Sé dueño de su actitud.  Si valoras tener una mindset de crecimiento, tómese el tiempo y haz el esfuerzo de desarrollarlo.  Persiste y las oportunidades aparecerán.  Cultiva la resiliencia a lo largo del camino. 

La neurobiología en la actualidad nos ha demostrado en numerosos estudios de evidencia científica, que nuestro cerebro es maleable, el cual puede ser transformado, creando nuevos patrones y recorridos neuronales para la creación de nuevos hábitos de pensamiento, así mismo, que a partir del entrenamiento, la constancia y el cultivo de un estado emocional de apertura y ambición, donde el preocuparme del cómo me siento es tan importante, como el desempeño en la realización de cualquier tarea o actividad, transforman mi mentalidad en un mindset de crecimiento.

De la misma manera, los avances en la neurociencia nos demuestran que el aprendizaje es exponencial, lo que nos pone en un escenario de inmensas posibilidades.

Si quieres que te acompañemos en este proceso de crecimiento contacta conmigo

Referencias

Dweck, C. S. (2008).  Mentalidad: la nueva psicología del éxito.  House Digital, Inc. Chicago

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *