Ser feliz

La felicidad está en nuestro estado de ánimo, hay que aprender a apreciar la vida. No se trata de llegar a la cima de la montaña ni de deambular alrededor de la montaña: la felicidad es la experiencia de escalar hasta la cima, está en el camino.

EL sentido de felicidad lo encontramos en el interior de cada uno. Si se la busca en el sitio equivocado, se estará convencido de que no existe porque no se la encuentra allí donde se espera. Habrá que conocerse lo suficiente para que ésta emerja y se pueda lograr su efectivo y real aprendizaje.

Ser feliz no es tener una vida perfecta. Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir, a pesar de todos los desafíos, pérdidas y frustraciones. Ser feliz es dejar de ser víctimas de los problemas y hacernos dueños, protagonistas, de nuestra propia historia. Estar presentes, saboreando el momento, el aquí y el ahora, tomando conciencia del fluir de la existencia.

El estado de ánimo, qué es la banda sonora de nuestra vida, nos posibilita mirar el mundo del color que nos apetezca, permitiéndonos transformar cualquier situación en negativa o positiva, conforme a nuestros particulares intereses; conocemos que la incidencia real de los eventos que nos afectan, lo es de un escaso 10%, porque el restante 90% corresponde a la trascendencia que les demos.

Los emociones nos llegan, pero somos nosotros los responsables de decidir cambiarlas o permanecer en ellas

Somos nosotros quienes decidimos la positividad o negatividad de cada situación o circunstancia que nos afecte. De modo tal que, dos eventos idénticos en su naturaleza podrá nuestro estado de ánimo transformarlos de manera diferente en cada oportunidad.

Es necesario aprender el valor de la música, la espiritualidad y las relaciones interpersonales porque le otorgan valor y sentido a la vida.

Consejos para vivir momentos felices

  • No darle vueltas a las cosas, actuar
  • No quedarse pensando en lo negativo, movilizarse
  • Disfrutar y tomar consciencia de los momentos simples
  • Recurrir a un buen recuerdo cuando se esté triste
  • Escoger cada noche algún episodio agradable del día.

Estrategias para aumentar el nivel de felicidad

  • Ser más activos y permanecer ocupados
  • Dedicar más tiempo a la vida social
  • Ser productivo en trabajo
  • Organizarse mejor
  • Dejar de agobiarse
  • Adecuar correctamente las expectativas y las aspiraciones
  • Desarrollar un pensamiento optimista y positivo
  • Trabajar en busca de una personalidad sana
  • Desarrollar una personalidad atractiva
  • Ser uno mismo
  • Eliminar los sentimiento negativas
  • Las relaciones intimas son la primera fuente de felicidad
  • Apreciar la felicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *