La declaración de Dublin, 11 de julio 2008

El pasado 11 de Julio se reunieron en Dublín, coaches de 16 países para diseñar lo que sería un visión compartida sobre el mundo del coaching, sus desafíos actuales y futuros y la creación de una comunidad global de coaching que honrado la diversidad de los distintas corrientes, incluya a empresarios, académicos, practicantes y organizaciones profesionales que promuevan el diálogo para el desarrollo del Coaching. El resultado es la Declaración de Dublín sobre Coaching:“Somos coaches provenientes de distintas corrientes y nos hemos reunido en Dublín para dialogar acerca del estado de nuestra emergente profesión.
Reconociendo el valor de la cohesión global y de la claridad, al mismo tiempo que honramos la diversidad, estamos reunidos por un sentido de urgencia de capturar la esencia y el poder del coaching en un mundo donde la gente de todos los lugares se está encontrando frente a tiempos de cambios críticos.
coaching1
Basados profundamente en el valor de lo que hacemos, somos sesenta y seis personas provenientes de dieciséis países, definidos por nuestro compromiso con esta nuestra profesión que nos da fuerzasy con la inquietud de observar en este momento clave de su desarrollo y nuestro deseo por descubrir, soñar, y entregar nuestra visión compartida para su futuro.
A través de doce meses de diálogo internacional, alrededor de doscientos cincuenta personas contribuyeron para que diez grupos trabajaran en el desarrollo de áreas clave dentro del campo del coaching.
Esto llevó a que se organizara la Convención Global de Coaching, la primera reunión de su tipo. Nos sentimos grandemente inspirados gracias ala diversidad profesional y cultural de los participantes. También descubrimos un interesante grado de bases en común, comenzando por la creencia en el poder del coaching para dejar salir el potencial de la gente, las organizaciones y sociedad.
Adicionalmente encontramos un anhelo para el tipo de cooperación que podría servir como modelo para este proceso de diálogo, y un deseo de desempeñar un papel para la crianza de nuestra profesión en esta fase dinámica de su desarrollo.
Agradecemos las interacciones entre individuos y grupos que están conduciendo a la emergencia de un alto grado de coherencia y significado en esta joven profesión.Nosotros afirmamos nuestro compromiso para con la Comunidad Global de Coaching que incluye profesionales, académicos, gente de negocios, administradores, y organizaciones profesionales para seguir persiguiendo este diálogo.
Al mismo tiempo reconocemos los retos que encara nuestra emergente profesión, los conflictos entre diversos enfoques que podrían difuminar su energía, así como aquellos movimientos que amenacen limitar su habilidad de realizar su más completa contribución a individuos, organizaciones y sociedad.
Afirmamos el imperativo inmediato que la comunidad de coaching se reúna para definirse y regularse a sí misma.Por tanto, nosotros, los delegados de la Convención Global en Coaching, por la presente declaramos que los individuos y organizaciones que comprenden la Comunidad Global de Coaching necesitan:
1.- Establecer una comprensión común de la profesión a través de un código de ética compartido, estándares de práctica y directrices educacionales que aseguren la calidad e integridad de las competencias que subyacen en el corazón de nuestra práctica.
2.- Reconocer y afirmar las raíces multidisciplinarias y la naturaleza del coaching como una única síntesis de un rango de disciplinas que crean un nuevo y distintivo valor para los individuos, organizaciones y a la sociedad. Para cumplir con ello es necesario agregar conocimiento a la disciplina del coaching, a través de rigurosas investigaciones en cuanto a procesos, prácticas y resultados del coaching, con el objeto de fortalecer su impacto práctico y afianzar sus bases prácticas.
3.- Responder a un mundo invadido por retos para los cuales no hay respuestas predeterminadas, por medio del uso del coaching para crear un espacio en el cual puedan emerger nuevas soluciones. Al hacer uso de nuestra metodología damos un paso en la obtención del verdadero poder del coaching como coaches e invitamos a nuestros clientes a hacer lo mismo.
4.- Movernos más allá de nuestros propios intereses y unirnos con otros miembros de la Comunidad Global de Coaching en un diálogo que ya se está llevando a cabo, para tratar aspectos críticos referentes a nuestro campo, comenzando con aquellos que fueron identificados por los diez grupos de trabajo (ver los apéndices de los grupos que se agregaron a ésta Declaración).

Firmado por los coaches presentes en la Convención Global en Coaching
Dublín, Julio 11, 2008.

El coaching según la declaración de Dublín es: Conjunto de diferentes disciplinas que dan lugar a una base propia de conocimientos y práctica profesional

Esto incluye:

Teoría del aprendizaje (Kolb, Bloom, Bandura, Boud, Mumford)
Cambio (Hudson, Batson, Kotter, Scott and Jaffee)
Desarrollo Mental (Kegan, Dubrowsky, Kohlberg)
Ego (Loevinger, Cook)
Comunicación (Witgenstein, Watzlavick)
Pensamiento Sistémico (Lewin, Emery, Trist, Senge)
Psicología Social ((Izen)
Desarrollo Organizacional (Ulrich, Smallwood, Schein, Beckhard, Burke)
Procesos de trabajo (Mindell)
Investigación en Acción (Revans, Board y Weinstock)
Cultura (Schein)
Aprendizaje autodirigido (Boyatzis)
Liderazgo (Bennis, Jaques, Blanchard, Greenleaf)
Existencial (Yalom, Spinelli)
Teoría del caos (Poincaré, Weathley)
Psicología Cognitiva (Beck, Ellis, Bion, Bandura, Freud, Skinner, Seligman)
Inteligencia emocional (Pert, Goleman)
Inteligencia Espiritual ( Zohar)

Deja un comentario