Para afrontar una situación de despido

Cinco estrategias iniciales para afrontar una situación de despido e iniciar el proceso de rehacer tu vida:
  • Cuida tu salud física y mental (más de 75% enferman): Alimentación, deporte, relajación, sonrisas, apoyo profesional si es necesario… Plantéate qué puedes hacer (acciones concretas) para mejorar tu salud.
  • Cuida los recursos económicos (cerca de la mitad de los despedidos deciden hacer obras en su domicilio o caen en gastos, que después reconocen no haber necesitado). Diseña un plan de gestión de tu economía personal.
  • Refuerza y mantén tu círculo social actual. Haz un repaso de los amigos, conocidos, compañeros, familiares que han conformado, en algún momento de tu vida, tu red social. Decide que acciones pueden contribuir a reactivar tus relaciones, tu red.
  • Haz un repaso a tu trayectoria profesional, identificando tus éxitos profesionales. Redacta con detalle estos éxitos y determina los factores personales que contribuyeron a él.
  • Toma un papel y dibuja “un banco en un parque cualquiera”. Imagina que ha pasado el tiempo, 20 o 30 años, te sientas en ese banco y piensas lo que te gustaría decirte a cerca de cómo viviste el despido actual. Pregúntate: ¿Cómo cuidaste tus emociones? ¿Qué hiciste para reciclarse y salir a un mercado diferente del que había cuando te contrataron? ¿Qué acciones efectivas pusiste en marcha? Ahora tienen la oportunidad para hacer aquello que querrías haber hecho. Tu visión de la situación del despido, dentro de 20 ó 30 años, te ayudará a poner en orden ciertas ideas que, ahora de manera confusa, obstruyen su mente. Las turbulencias que produce el despido suele no dejarnos actuar con la serenidad necesaria para enfrentarse a esta situación de manera eficiente. Piensa en que acciones puedes emprender, en que momento y durante cuanto tiempo.

Es necesario que prestes mucha atención a tus emociones, ya que son el motor para la acción. Sabemos lo difícil que está la coyuntura actual, pero si solo piensas en eso, agarrándote a ello, limitarás todo un sinfín de movimientos que podrían llevarte a conseguir un nuevo empleo.

Deja un comentario